Gran Torino…Justicia poetica

Este artículo fue cedido por Plared, de su blog Nacaranda (plared.wordpress.com).¡Muchísimas gracias!

Sin razones aparentes quebrándose, mientras algo dentro de uno se está muriendo. Procurando olvidar unos tiempos que están cambiando, aunque nos neguemos a cambiar con ellos. El tiempo, ese cruel aliado que constantemente nos recuerda que ya no somos ni lo que eramos, ni lo que quisiéramos haber sido. Que las cosas cambian y lo que antes era un blanco inmaculado, hoy puede ser simple ponzoña.

Cuando la primavera del mar se ha ido y el temporal anuncia la llegada del ocaso, ese inspector Callahan reconvertido en abuelo cascarrabias mira hacia su interior y lo que ve no le gusta. Mira hacia fuera y todavía le gusta menos. No corren buenos tiempos para una magnun, pero la lírica del viejo león le dice que un gesto en el momento justo y un simple mechero, volverán las cosas a su sitio. Después de todo que es una vida, cuando la hora de irse a tocar el arpa se acerca

Vida por vida y quizás al fin, algo de paz junto a una ansiada redención. Trato justo, mientras interiormente sonríe a una parca que se acerca para que no lejos de allí, alguien tenga eso que llaman una oportunidad.

En un tono carente de demagogia y vació de ideas políticas o discursos moralistas. Un genio en vida como es Eastwood nos regala no solo una joya cinematográfica. Una autentica lección de cine, donde la perfecta progresión dramática nunca entra en conflicto con los momentos humorísticos. Donde todo encaja de manera sobria y perfecta, para llevarnos en volandas a un desenlace majestuoso que solo pueden alcanzar, esos pocos directores que tienen algo llamado oficio y talento.

Película crepuscular, que mira con añoranza una época en que los valores paternos significaban algo. Que se retuerce ante una sociedad consumista y violenta, cobarde y sin expectativas. Donde se retrata sin miramientos eso que llaman multiculturalidad y los conflictos que conlleva. Pero ante todo es el retrato interior de un alma en permanente conflicto interno.

Una disquisicion sobre el valor de una vida cuando esta se acerca al final. Sobre la decadencia de una sociedad que se ahoga en sus propias contradicciones, sobre la cobardía y la valentía. Y tantas cosas que no pueden apreciarse en un solo visionado, ya que necesita varios para captar lo que podría ser una cámara paralela filmando pequeños detalles. Que juntos forman una de las mas grandes muestras de que el cine….Pese a todo sigue vivo

Un puñetazo directo al corazón del sistema, del que podrían aprender todos esos que dicen hacer critica social y lo único que consiguen es contentar a una intelectualidad, tan cegata como necia.

Obra pequeña por presupuesto, grande por intenciones y maestra por su desarrollo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: