Un mal día lo tiene cualquiera

No busco condicionar a nadie. A muchos no le gustan los lunes, pero sabéis de sobra que yo no me encuentro entre esas personas. No obstante, entenderéis que me vea obligado a contaros el mal día en la oficina que tuvo un trabajador de Bristol, en Reino Unido, quien decidió que si un servidor había tirado por el balcón sus juguetes cuando era un niño (tal y como os conté el otro día), no había excusa para no tirar el mobiliario de la oficina a la calle… ¡desde un décimo piso!

El hombre, de 49 años, lanzó ordenadores, escritorios, un extintor de incendios… desde lo alto de la oficina, y aunque había mucha gente en el edificio y algunos recibieron impactos de los cristales, no hubo heridos de gravedad.

Artículo extraído del Blog del Becario de 20Minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: